Este maravilloso y acogedor bar de tapas es todo un descubrimiento: un gastrobar poco convencional escondido en las callejuelas de Altea, bajando desde la iglesia. este restaurante ofrece tapas con un toque moderno. Su dueño, argentino, ha logrado un gran éxito con este local y es mejor reservar con antelación, especialmente los fines de semana y los festivos. Un lugar de referencia para los amantes de la buena comida. view on map