Los visitantes habituales sabrán que uno de los aspectos más destacados de la estadía en Albir es el parque natural protegido Sierra Helada y los numerosos paseos que puede disfrutar. Uno de los más populares es el paseo hasta el faro. En 2017, unos 131,352 visitantes recorrieron los 4,5 kilómetros, disfrutando de espectaculares vistas al mar y la montaña y descubriendo algunas de las calas más desconocidas del Mediterráneo.